A por los exámenes finales

DIARIO DE UN DESCUBRIDOR. Viernes 28 de enero de 2011/ Ya he terminado mis dos primeros días de exámenes en la universidad de Doshisha de Kioto. Para que os hagáis una idea de cómo han sido os explicaré un poco como funcionan las clases. En principio, centran una buena parte del tiempo en el aspecto gramatical puro y duro. Siempre vemos algo nuevo cada día por lo que el nivel sube muy rápido. Al principio, varios de los temas ya los conocía de antes, por lo que no me costaba mucho seguir el ritmo, pero cuando todo lo que vas aprendiendo es nuevo, se hace muy costoso no perder el hilo de las clases.

Aparte de la gramática, cada día abordamos diferentes aspectos tales como lectura de textos (nos reparten una fotocopias con un texto y trabajamos sobre él, leyéndolo en voz alta, contestando preguntas, etc.), elaboración de redacciones (aquí nos explican cómo construir una redacción sólida, como estructurar lo que quieres contar para que tenga mayor sentido, etc.), escucha de audios (traen un reproductor de CD y nos ponen audios sobre los que contestamos preguntas) y, por último, conversación en japonés. Esta es la más divertida de todas. Muchas veces vienen voluntarios japoneses para ayudarnos y hablar con nosotros.

Por este motivo, en cada jornada tenemos dos exámenes. Uno de ellos es gramatical y el otro se centra específicamente en alguno de los aspectos antes mencionados. Hasta el día de hoy, nos hemos examinado de los 30 primeros temas del libro que hemos usado la mayor parte del curso, de lectura y compresión de textos y de conversación.

Un pequeño show en el examen de conversación de japonés

De momento la cosa no ha ido mal. El examen de conversación ha estado compuesto por varias fases. Una de ellas ha consistido en la realización de un show. Durante el último mes, hemos estado redactando un diálogo en grupos con el objetivo de llevar a cabo una especie de actuación delante de la clase. Para esto, hemos tenido que memorizar íntegramente el texto y ponerle un poco de energía a la hora de representar nuestro papel. La profesora se ha traído una cámara de vídeo y nos ha grabado a todos. Luego nos pasará la cinta como recuerdo de esta época en la universidad. La verdad que ha sido bastante divertido. Todos hemos intentado hacer algo gracioso y así pasar un buen rato. En mi caso, me ha tocado hacer el show con un par de chicas de clase. El argumento es que un grupo de amigos decide hacer un viaje. Estamos un rato hablando sobre a dónde podríamos ir. Al final tomamos la decisión de ir a Okinawa (las islas sureñas de Japón). En plan momento gracioso, yo empiezo a ilusionarme con la idea de que voy a ver muchas chicas en bikini. Luego ellas me acusan de ser un pervertido y yo me defiendo con mucho énfasis diciendo que solo estaba de broma. Entonces, de repente, se me cae una revista con una chica en bikini corriendo por la playa como portada. Acto seguido ellas gritan: ¡Mira! ¡Que es eso! Lo cogen y lo enseñan a todos como diciendo: Al final si que es un pervertido… y a mi no me queda más opción que reconocerlo y gritar a todos: vale, vale… ¡Es verdad que me encantan las chicas en bikini! Todo esto, a la vez que levanto el puño al aire enérgicamente. La verdad es que todo el mundo se ha reído mucho. Al terminar la clase, varios de mis compañeros me han dicho que cuando se me ha caído el cuaderno pensaban que había sido un fallo de interpretación, por eso les ha sorprendido más cuando han visto la foto de la chica. Eso debe de querer decir que he hecho un buen papel en mi actuación, ¿No?

Preparando mi interpretación

Aunque lo mejor de todo fue ayer, cuando me puse en Internet a buscar una foto de una chica en bikini para pegarla en la portada de un cuaderno y así poder usarlo en la actuación. Como tenía que imprimirla, me puse al tema en la sala de informática de la universidad. Esta es una zona donde hay un muchos de ordenadores todos muy cerca unos de otros. La mayor parte de la gente los usa para temas serios y aunque yo también era uno de esos responsables estudiantes, en mi pantalla solo se podían ver chicas en bikini. En mi defensa diré que era para un trabajo, pero claro, a ver a quien le explicas tú eso. De todas formas, conseguí apañármelas para no usar una ventana muy grande en la pantalla y así no dar mucho la nota. No obstante, esto acabó sirviéndome de poco, porque cuando le pregunté al chico de al lado como podía imprimir en color, este se puso a toquetear las opciones de la impresora y al final no se a qué le dio pero le apareció a pantalla completa la foto de la chica. Al principio pude notar en su cara una expresión de sorpresa, aunque luego lo disimuló como un buen japonés e hizo como si nada. No sé, imaginaros la situación para un japonés, que un extranjero le pregunte como imprimir una chica en bikini a todo color en los ordenadores de la universidad. No creo que sea algo a lo que esté muy acostumbrado.

En fin, después de arruinar mi reputación en tan solo un par de días, pasando de un estudiante modelo a un vulgar salido, todavía me queda mucho por hacer porque aún me esperan tres jornadas repletas de exámenes. Menos mal que hay un fin de semana de por medio para poder estudiar. Ya me puedo hacer una idea del planazo que se avecina. Encerrado a lo ermitaño con el pijama, el batín y mis libros de texto. ¡Yuuuupi! Menos mal que después disfrutaré de unas largas vacaciones. Ya contaré algunos de los planes que tengo en mente, principalmente un viaje a un lugar increíble fuera de las fronteras de Japón.

A por los exámenes finales
Rate this post

Sobre Helena

Helena
Con la idea fija de vivir miles de aventuras y experiencias he visitado ya un buen número de países y realizado distintos proyectos. Mi mejor arma es la creatividad y la vuelco en todo aquello que hago. Ahora, transmitiendo en Descubriendo Japón toda la magia que este país ofrece al visitante. Practico yoga, adoro la literatura y los animales

Ver también

Exposición de bonsáis en Japón-

Los mejores bonsáis de Japón

DIARIO DE UN DESCUBRIDOR/ Jueves 13 de Enero de 2011. En la entrada de hoy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.