Museo Ghibli: inmersión mágica en el universo de Miyazaki

Quienes han visto ya alguna de las míticas películas del estudio Ghibli tienen grabado en su memoria la magia de su director, Hayao Miyazaki; y seguramente por ello no pueden dejar de lado visitar el Museo Ghibli cuando se encuentran de viaje en Tokio. El célebre animador inauguró en 2001 este espacio que busca recrear el universo de imaginación que podemos encontrar en estas películas tan especiales. Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro, Ponyo, El viento se levanta o El castillo en el cielo son sólo algunas de las más célebres.

Exterior del museo Ghibli

No hace falta ser niñ@ para disfrutar del Museo Ghibli

Niñ@s y adult@s disfrutarán por igual de una visita al Museo Ghibli, que se encuentra en uno de los extremos del parque Inokashira, en la ciudad de Mitaka, muy cerca de Tokio. Los más pequeñ@s descubrirán, si aún no lo han hecho a través de las películas, un universo muy particular, diferente al tipo de animación que estamos acostumbrados a ver en la cultura occidental. Si ya son conocedores de las producciones del Estudio Ghibli alucinarán al ver representados muchos de los personajes que aparecen en ellas, así como otros detalles que se inspiran en la iconografía de sus obras.

Nada más llegar, un inmenso Totoro nos da la bienvenida detrás de una cristalera. La que resulta la figura más famosa y representativa de todo el universo Ghibli es la primera que nos encontramos. Aunque si se nos ocurre mirar hacia arriba, desde el tejado nos saludará una inmensa figura del robot soldado que coprotagoniza la película El castillo en el cielo.

Robot museo Ghibli

El hall principal es una representación estupenda del estilo de Miyazaki, que se puede observar en las paredes curvas, las pequeñas puertas, el laberinto de escaleras y los ascensores que parecen sacados de otro planeta. Todo ello hace sentir al visitante inmers@ en una película del estudio.

Es importante señalar que está prohibido hacer fotografías y vídeos en el interior de las instalaciones.

Diversas salas y cortometrajes exclusivos del Museo Ghibli

A lo largo de todo el museo encontraremos distintas películas y pantallas interactivas con exposiciones y juegos temáticos. Aprenderemos el “cómo se hace”, lo que hay detrás de cada una de las producciones del estudio. Además, encontraremos el pequeño Teatro Saturno, de tan solo 80 plazas, donde disfrutaremos de cortometrajes exclusivos del Museo Ghibli que no podremos ver en ningún otro sitio.

L@s más pequeñ@s de la casa disfrutarán muchísimo en la sala del gato-bus. Allí podrán subirse a una reproducción de este increíble personaje de la película Mi vecino Totoro que tanto enamora a niñ@s y adult@s. Los mayores tendrán que contenerse para no unirse a la fiesta, ya que de momento sólo es apto para público infantil.

Gato-bus Museo Ghibli

Si proseguimos el recorrido saliendo por la terraza de esta sala encontraremos una escalera de caracol. Al tomarla llegaremos a la terraza superior donde hay un precioso jardín custodiado por el robot soldado del que os hemos hablado anteriormente. Su gran figura contrasta con el verde de la hierba y las plantas, ofreciendo una curiosa imagen que ningún visitante se deja por fotografiar.

Museo Ghibli desde la terraza

Para tomar un tentempié el museo pone a disposición de los visitantes el Café Straw Hat y la tienda de souvenirs Mamma Aiuto para llevarse un bonito recuerdo. No obstante, ya sólo el ticket de entrada al museo merece ser guardado para la posteridad, pues están realizados mediante pequeños trozos de film de película con varios fotogramas de alguna de las obras del Estudio Ghibli.

Y tú, ¿Qué te llevarías de recuerdo de tu visita al Museo Ghibli? ¿Te gustaría visitar este lugar? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Si te ha gustado esta entrada te agradecemos que dejes tu opinión en las estrellitas que encontrarás más abajo. ¡Gracias!

Imágenes de Kentaro Ohno, Marco Ooi, Kim Ahlström, Su-May, Olivier Bruchez, fletcherjcm

Viaja a Japón

Museo Ghibli: inmersión mágica en el universo de Miyazaki
5 (100%) 2 vote[s]

Sobre Helena

Helena
Con la idea fija de vivir miles de aventuras y experiencias he visitado ya un buen número de países y realizado distintos proyectos. Mi mejor arma es la creatividad y la vuelco en todo aquello que hago. Ahora, transmitiendo en Descubriendo Japón toda la magia que este país ofrece al visitante. Practico yoga, adoro la literatura y los animales

Ver también

Santuario Togakushi Chusha

El santuario Togakushi, en plenas montañas de Nagano

Enclavado en el parque natural de Joshinetsu Kogen, el santuario sintoísta Togakushi está dividido a su vez en cinco santuarios separados por kilómetros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.