Jap adult female

Jueves, 30 de septiembre de 2010

A día de hoy ya he conocido a cuatro de los cinco profesores que tengo en las clases de japonés. Uno para cada día de la semana. ¡Qué locura! ¿No? Tengo que decir que la del miércoles me ha encantado. Es muy agradable y da gusto dar clase con ella. Su voz es tan suave y delicada como sus formas. No es que las otras no me gustaran, pero es que esta marca la diferencia. Además, he puesto un anuncio para hacer intercambio de clases de japonés y español que ha recibido varias respuestas. Pero dejadme que os cuente primero cómo van las clases en la universidad de Doshisha.

Se nota que el tiempo va pasando porque a medida que avanza la semana nos piden más trabajos. Hoy nos han mandado un montón de cosas para hacer. Así que después de terminar la entrada me toca trabajar durante un buen rato. Llega el momento de empezar a poner los codos sobre la mesa. En fin, a eso he venido entre otras cosas, ¿no?

Ir en bici cuando llueve y otras cosas que estoy aprendiendo

Aquí en Kyoto ya está empezando a cambiar el tiempo. Últimamente hace cada vez mas frío y llueve más. Cuando me he levantado esta mañana y he mirado por la ventana, lo primero que me ha venido a la cabeza es: “hoy me quedo en la cama”. Pero no, no me puedo permitir esas chiquilladas a estas alturas de la vida. A pesar de que haya lluvia, truenos y tifones, iré a clase como un buen chico. Dicho esto, creo que es un buen momento para comentar el lado negativo de la bicicleta. ¿Qué pasa cuando llueve? Pues que la coges igual. Lo que hace la gente aquí para no mojarse es usar una mano para llevar el paraguas y otra para manejar el manillar. Yo no voy a ser menos, así que estoy entrenando en el arte de conducir con una mano mientras mantengo el paraguas.

Cada vez voy aprendiendo nuevas cosas con las que hacer que mi vida sea un poco más fácil. Por eso ahora, de camino a la universidad, cubro con una bolsa la mochila y así evito que se cale de agua durante los trayectos. Lo siguiente será ponerle otra al sillín mientras la bici esté aparcada para que cuando vaya a volver a casa no me lo encuentre empapado. No hay nada como sufrir un poco para mover el culo en busca de soluciones.

Un anuncio de intercambio de clases de japonés y español

Como curiosidad os contaré que hace unos días puse un anuncio en la comunidad internacional de Kyoto, un lugar de encuentro entre japoneses y extranjeros,  de intercambio de clases de japonés y español . Una buena forma de practicar el idioma. De momento he recibido tres respuestas. La primera fue una un poco extraña porque me mandó un mensaje un hombre de 41 años que decía que quería quedar conmigo porque tiene intención de hacer una especie de sesión musical en un bar y está buscando a alguien que toque la guitarra. Como yo puse en la hoja que podía enseñar algo de guitarra española a quien me ayudara con el japonés, se ve que piensa que soy un profesional o algo así. Tendré que decirle que no sé si mi nivel es tan bueno como para ir a tocar en público. La segunda contestación ya fue algo más acorde con lo que iba buscando. Me escribió una chica que está aprendiendo español y quiere que le ayude un poco a cambio de enseñarme japonés. El punto más positivo del asunto es que estudia en la misma universidad que yo. ¡Qué casualidad!

Por último, me llega este mensaje:

OLA! IM.COCO! JAP.FEMALE.ADULT! IM.ENG.BEGINER.AND. IM.OLDER.SISTER.FOR.U.
IF.U.DONT.MIND.IT.PLZ.EMAL.ME.WHEN.U.GET.TIME!
NOW IM.GOINGTO.BAR.HUB. R.U.? (o^∀^o)

Vaya mensaje. No sé muy bien si alegrarme o asustarme. ¿¿Jap Female Adult?? ¿Que querrá decir con eso? En fin. Le he enviado una respuesta para averiguar un poco de que se trata. Ya escribiré sobre esto en cuanto sepa algo.

Lo último relevante que me queda por contar es que, una de las clases que me he cogido trata sobre la empresa y negocios de Japón. Esta asignatura se imparte en inglés, pero como me interesaba el tema de cara al futuro la he seleccionado. Lo que no sabía es que estas asignaturas también están disponibles para estudiantes japoneses, por lo que la mitad de la clase son japoneses y la otra mitad extranjeros. Es una muy buena oportunidad para conocer gente.

¡Qué ganas tengo de saber qué más experiencias me deparan a la vuelta de la esquina!

 ¿Te animas a darnos tu opinión sobre este artículo? Sólo tienes que pinchar en las estrellitas que aparecen abajo. ¡Gracias!

Jap adult female
5 (100%) 4 votes

Sobre Marcos

Marcos
Durante ocho años perseguí el sueño de vivir en Japón y después de mucho esfuerzo pude hacer la maleta e irme a estudiar a la Doshisha University de Kyoto. Allí profundicé durante más de 3 años en el conocimiento de la lengua y la cultura japonesa. Desde entonces, mi vida ha estado siempre ligada a Japón. Soy un aficionado a descubrir nuevos rincones todavía sin explorar.

Ver también

Una fiesta japonesa de 12 horas

Una fiesta japonesa de 12 horas

DIARIO DE UN DESCUBRIDOR. Domingo 16 de Enero de 2011/ Ya es domingo por la noche …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.