Yoyogi, el parque que nunca duerme

Una de las zonas verdes más conocidas y grandes de Tokyo es, junto al parque Ueno, Yoyogi, un enclave de obligada visita cuando nos encontramos en la gran urbe japonesa por excelencia. Allí, podremos pasear por sus más de 52 hectáreas, contemplar sus estanques, el cerezo en flor o alquilar una bicicleta para sentir el aire fresco en la cara. Las mejores épocas para visitarlo, sin duda, son la primavera y el otoño, cuando podemos disfrutar del benévolo sol sobre nuestra piel, al mismo tiempo que crea juegos de luces preciosos sobre la naturaleza allí presente. Pero además, es un punto ideal para sumergirse en la cultura joven japonesa, ya que es punto de encuentro entre los nipones de esa edad, sobre todo los amantes del cosplay, el rockabilly o muchas otras tribus urbanas.

Tribus urbanas en Yoyogi

Tribus urbanas en Yoyogi

El punto de encuentro de las tribus urbanas

Y es que el parque Yoyogi está situado en el distrito de Shibuya, pero también junto al atrevido Harajuku, donde los jóvenes prodigan su pertenencia a un grupo entre establecimientos de todo tipo. Estos también tienen en Yoyogi uno de sus centros de operaciones, donde se reúnen para bailar, acudir a conciertos o simplemente para compartir un rato entre amigos. La actividad en este parque parece que nunca termina. Será por eso que lo podemos encontrar abierto las 24 horas del día.

En Yoyogi, no sólo tenemos la opción de dedicar el rato al avistamiento de tribus urbanas y a sorprendernos con la variedad de sus vestimentas, tintes, peinados, maquillajes y otras rarezas; sino que también vamos a encontrar a artistas tocando el shamisen (una especie de laúd de tres cuerdas) o música punk-rock. Asimismo, es habitual ver a los rockabillys bailando mientras desafían la gravedad de sus laboriosos tupés.

Actividad en Yoyogi

Si tenemos suerte, también podemos toparnos con algún festival organizado por alguna agrupación o asociación. Estas celebraciones son una oportunidad de oro para acercarnos un poco más a la cultura japonesa más cotidiana, la que está más enlazada con su día a día y nos ofrece una visión más auténtica de la sociedad de este increíble país.

Yoyogi: un origen de olimpiada

El origen de este parque lo encontramos en 1964, momento en el que tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de Tokyo. La zona fue la villa olímpica y junto a ella se construyó lo que actualmente se denomina centro deportivo de Yoyogi: dos gimnasios olímpicos (obra del arquitecto Kenzo Tange) de grandes magnitudes que supusieron el renacimiento de la arquitectura japonesa. Uno de ellos tiene capacidad para un total de 15.000 espectadores, mientras que el otro tiene para 4.000.

Muy cerca del parque de Yoyogi podemos disfrutar también del Santuario Meiji, del que ya os hablamos anteriormente en esta entrada. Se trata de otra de las visitas obligadas en Tokio, por lo que es una buena idea hacer un combinado para verlo de manera conjunta en el mismo día. Después, no podemos dejar pasar la oportunidad de recorrer las calles principales de Harajuku, para contagiarnos de su diversión joven. De esta manera, tendremos un combinado de visiones muy distintas de Japón: la tradición y la religión, de la mano del santuario; el esparcimiento, la naturaleza y las tribus urbanas, en el parque de Yoyogi; y las últimas tendencias del vibrante Harajuku. Un reflejo de esa mezcla encantadora que nos maravilla a todos los enamorados de Japón.

¿Quieres conocerlo?

Vista aérea de Yoyogi

En nuestro circuito de «Japón Esencial» te llevaremos al parque de Yoyogi y a muchos otros lugares que nunca olvidarás. Deja que uno de los guías de nuestro equipo te acompañe y te muestre cómo es el verdadero Japón. Puedes encontrar toda la información sobre los viajes a Japón que organizamos aquí. Si no te gusta viajar como el típico turista, entonces somos tu agencia! 🙂

¿Te ha parecido interesante?

Si te ha gustado esta entrada agradeceríamos mucho tu valoración. Puedes marcar hasta 5 estrellas justo aquí abajo y/o compartirla en tus redes sociales o dejarnos un comentario con tus impresiones. Ten por seguro que te responderemos. ¡Muchas gracias!

Fotos: Freddie Marriage, Paul Robinson, Malcolm Moore

Yoyogi, el parque que nunca duerme
5 (100%) 5 vote[s]

Sobre Helena

Helena
Con la idea fija de vivir miles de aventuras y experiencias he visitado ya un buen número de países y realizado distintos proyectos. Mi mejor arma es la creatividad y la vuelco en todo aquello que hago. Ahora, transmitiendo en Descubriendo Japón toda la magia que este país ofrece al visitante. Practico yoga, adoro la literatura y los animales

Ver también

El Paseo del Filósofo de Kyoto o Tetsugaku no michi

La primavera es una de las mejores épocas para viajar a Japón y disfrutar del …