El castillo de Himeji: una visita a la Garza Blanca

Visitar el castillo de Himeji en un viaje a Japón es una gran oportunidad para conocer una de las escasas construcciones de este tipo originales que se mantienen a lo largo y ancho del país. Una rareza que recibe el sobrenombre de Hakujoro o Castillo de la Garza Blanca, por su parecido con una de estas elegantes aves cuando se ve desde la lejanía. Recorrerlo te hará sentir como sumergido en otro tiempo en el que la defensa se articulaba a través de caminos laberínticos para despistar al enemigo. En lo alto del monte, las torres custodian este preciado legado japonés.

Puerta Otemon Castillo de Himeji

Un paseo en dirección al cielo

El recinto del castillo de Himeji consta de una primera explanada, llamada “Sannomaru”, a la que se accede a través de la puerta Otemon. Allí encontraremos un lugar ideal para tomar fotografías de la imponente construcción, pero además, también disfrutaremos de ese fenómeno que cualquier descubridor trata de cazar de todas las formas posibles: el cerezo en flor (sólo en primavera). Y es que en esta explanada se puede encontrar una gran cantidad de estos árboles, ofreciendo un espectáculo precioso del que guardar un intenso recuerdo como parte del viaje.

Puerta Hishi Castillo de Himeji

Tras esta experiencia que algunos consideran casi religiosa, seguimos andando hacia la puerta Hishi, muy diferente de la anterior. A partir de ahí, pagaremos nuestra entrada de 1000 yenes y nos internaremos en los laberínticos caminos cuesta arriba que se diseñaron con el fin de mantener la defensa del castillo. La construcción tiene una torre principal con cinco alturas y tres torres secundarias. Se puede entrar en la primera de ellas. Para ello, nos indicarán amablemente que nos quitemos los zapatos para no dañar la madera antigua que se extiende en el suelo interior. Una maravilla única que te dejará impresionado. Sobre todo al ir subiendo por unas escaleras cada vez más empinadas y estrechas hasta llegar a la quinta planta, donde hay un santuario. A través de las ventanas se puede observar unas preciosas vistas.

Pasillos del Castillo de HimejiInterior del Castillo de Himeji

vistas Himeji

Origen del Castillo de Himeji e importancia histórica

El castillo de Himeji se comenzó a construir en el siglo XIV y fue reconstruido en el XVII, de esta forma es uno de los pocos originales que se mantienen hasta la fecha. El resto ha sufrido las consecuencias de los incendios, las guerras o los terremotos, lamentablemente. Dado su alto valor histórico, la UNESCO lo declaró en 1993 Patrimonio de la Humanidad y Tesoro Nacional. Está considerado uno de los más bellos castillos japoneses.

Durante algunos años el Castillo de Himeji ha permanecido cerrado debido a trabajos de restauración, por lo que la espera no ha hecho más que aumentar los deseos de muchos descubridores de poner sus pies en este espacio histórico. Desde marzo de 2015 puede visitarse y son muchísimos los turistas los que todos los años acuden a conocerlo. También es habitual, como en otros puntos de interés en Japón, encontrarse a grupos de escolares que hacen las alegrías de los extranjeros.

Entorno del Castillo de Himeji

A Himeji se puede llegar en muy poco tiempo desde Osaka, así que es una de esas excursiones que realizar desde esta gran capital. Una vez que se llega a la estación de tren, el paseo hasta el Castillo de Himeji es sólo de unos diez o quince minutos, por lo que es una estupenda oportunidad para conocer este lugar. Muy cerca ya del castillo descubrimos un bloque bajo con muchas tiendecitas en las que se pueden adquirir souvenirs, comer un helado o tomar un tentenpié. Sin duda, todo esto forma parte también de la magnífica experiencia de inmersión en la vida cotidiana japonesa.

Fotos de Descubriendo Japón

El castillo de Himeji: una visita a la Garza Blanca
5 (100%) 4 votes

Sobre Helena

Helena
Con la idea fija de vivir miles de aventuras y experiencias he visitado ya un buen número de países y realizado distintos proyectos. Mi mejor arma es la creatividad y la vuelco en todo aquello que hago. Ahora, transmitiendo en Descubriendo Japón toda la magia que este país ofrece al visitante. Practico yoga, adoro la literatura y los animales

Ver también

Kagoshima y Sakurajima

Kagoshima, la ciudad con vistas a un volcán activo

El archipiélago de Japón se extiende desde los trópicos hasta el Mar de Ojostk, lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.